Otros tiempos , primaveras otras ( entre-texto)

Cuando me otorgaron la estancia de investigación, hice cálculos de trabajo, diversas negociaciones domésticas, y me plantee las fechas de mi investigación: marzo y abril. Antes de la primavera y mayo. Suponía que habitar en mayo en madriles, con el 15- M, con todos los diversos cortes, quiebres, recortes y ataques depredadores a lo común, sería convivir con la primavera revolucionaria. Pensando en la sobrecarga de agendas de los grupos que quería contactar, y en cómo compaginar tiempos e intentar insertarme a las sinergias y ritmos de los grupos, pensé que no era muy sostenible y viable venir en mayo. Estar dos meses, plantear pocos escenarios, pero contactar con otra gente era un plan que parecía viable desde la lejanía. Pasar del duro invierno de Madrid (comparado con el de BCN, claro) y plantearme residir en el tránsito a la primavera parecía el plan ideal….

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s