Crónica 27 – 3 de mayo: Investigaciones, jornaleros de saberes, y líneas tangentes.

¿Cuándo seremos capaces de entender este modelo como un modelo sostenible de trabajo y de economía alternativa? (coordinadora de trabajo social)

¿Pero para qué sirve un grupo de investigación? ( arquitecto y más cosas)

… bueno esto es de sentido común… ( participante en jornadas)

Esta semana el trabajo desarrollado ha sido más corto debido a que entrábamos en un largo puente en madriles. Retrataremos parte de nuestro encuentro y seguimiento del trabajo de políticas de investigación, y el encuentro con Tangente, un grupo cooperativo. Después haremos una pequeña pausa de nuestro trabajo de campo y nos dedicaremos a escribir y subir información sobre los entre-textos y algunos de los conectores y otras narraciones. En junio volveremos con talleres con diversos grupos.

En primer lugar, El encuentro de Políticas de Investigación/ comunes situados , y las posteriores conversaciones y charlas, formales e informales con otros grupos y personas muy variados, nos ha dado mucho que pensar sobre el propósito y políticas de trabajo de la investigación cuando se plantea zambullirse o sumergirse en un complejo social. Una de las cosas que con más interés hemos dialogado es el cambio de paradigma de las ciencias sociales y cierto tipo de investigación, al entenderse que los procesos colectivos de investigación también apuntan a la construcción de comunidades de prácticas. En este punto cabe repensar la investigación como un espacio de aprendizaje colectivo, con sus pros, contras, dificultades y complejidades, re-politiza la dimensión pedagógica de la investigación. Señala cómo lo educativo ha sido a veces excluido como abyecto en la construcción del saber investigador y replantea la cuestión de los saberes constituidos y su circulación como eje central de la cuestión sobre la investigación . Entender qué saberes se producen, qué experiencias se activas, qué contradicciones y conflictos emergen , es  planteamos preguntas de corte pedagógico, que transitan sobre los discursos, contra-discursos, paradojas y límites del conocimiento. Un buen proceso de investigación colectivo conllevaría multiplicarnos las preguntas y problemáticas, en ningún caso cerrarlas, cancelarlas o empaquetarlas. Sería , siguiendo a Patti Lather , perdernos en la ciencia. En la infra-política de trabajo, en los subtextos, y ,por ello, generar otros espacios de relación y coexistencia de los saberes.

A lo dicho expuesto anteriormente cabe añadir otro aspecto problemático: si entendemos que la función política de la pedagogía consiste en la construcción de saberes y su relación con un tercero, podemos vislumbrar que otro gran reto está ubicado en los formatos de traducción y multiplicación de los saberes. Lo interesante desde esta perspectiva, es fijarnos entonces en las economías de investigación. Intentamos huir así de las conclusiones empaquetadas, de los datos académicos y el escrito hegemónico del lenguajes y contenidos de investigación universitaria. Modelo de una única economía. Por el contrario, ponemos en tensión este registro al insertarlo con un conjunto de lenguajes, dispositivos y medios heterogéneos que se ensamblan para circular y multiplicar los saberes construidos. Pasar del monocultivo transgénico del saber, con productos cerrados, paquetes depredadores y modos de expolio de las experiencias, a los jornaleros, cooperativas y espacios comunes de las experiencias situadas, de espacios de permacultura investigativa y de decrecimiento.. de otros modos de producir y circular los saberes…

En segundo lugar, Entre los diversos encuentros mantenidos este semana, merece la pena relatar brevemente nuestra conversación con el grupo cooperativo Tangente, un cúmulo de cooperativas sobre el trabajo social, la ecología y otros modos de intervención y trabajo comunitario que tiene una experiencia de más de 10 años de acción. La conversación que mantuvimos con una de las personas coordinadoras de este conglomerado cooperativo tocó puntos sobre los orígenes del trabajo cooperativo en las políticas públicas, la idea de tangente como una aldea con atalayas y economías locales. Metáfora que sirve para entender sus nuevos modelos de coalición y trabajo en red: juntando sus expertizajes y conocimientos, actualmente generan procesos de formación integral, de intervención transversal y espacios de aprendizajes como alternativas dentro del proceso de desmantelamiento del estado y lo público. Su política de relación con las nuevas condiciones de producción sobre lo público incluye repensar las posibles alianzas y coaliciones con espacios de la administración al tiempo que se hacen explícitas demandas sobre cómo no olvidar en el emprendimiento lo cooperativo y común, o cómo entrelazarse con las nuevas economías sociales y modelos de negocios sostenibles. En definitiva el reto que expone esta aldea, no deja de ser una pregunta global que cruza muchas  iniciativas colectivas: cómo poder combinar y ensamblar políticas de trabajo , economías sociales y modelos de aprendizajes colectivos, generando relaciones con diversos agentes plurales y diversos.

Referencias/ links 

Políticas de investigación / comunes situados http://intermediae.es/project/intermediae/blog/politicas_de_investigacion__comunes_situados

Grupo cooperativo Tangente http://www.tangente.coop/

Anuncios